• Paloma Alcalde Lopez

¡MANTELERIAS IMPECABLES!


Cuando recibimos en casa, es clave que la mesa no solamente esté bien puesta, sino que el mantel esté impecable.



A continuación te doy unos consejos para que puedas conseguirlo:


  1. Si cuando vas a elegir el mantel para el evento que estés preparando y te encuentras que amarillea, debes dejarlo toda la noche en remojo en una mezcla de dos litros de agua caliente con tres limones cortados en láminas y un poco de sal.

Después límpialo en la lavadora con un detergente blanqueador.


2. Puede ser que de tenerlo guardado tiempo sin haberlo usado aparezcan restos de manchas. No laves el mantel con agua caliente si tiene manchas porque éstas se fijarán más. Debes dejarlo en remojo en agua fría cuando las manchas sean recientes.

A continuación lava a mano los más delicados y en la lavadora los de diario. Agrega un poco de amoniaco si las manchas que tiene son de humedad.


3. Cuando todavía esté ligeramente húmedo, aprovecha para plancharlo desde el centro hacia los bordes (tendrán mejor caída), pues desaparecerán las marcas de las dobleces de haberlos guardado.

Si tiene bordados, plánchalo del revés colocando un paño mullido que proteja los relieves y nunca directamente.


4. Es importante que una vez hayas planchado el mantel, lo coloques directamente en la mesa que se vaya a usar.


5. Para guardarlos, te recomiendo enrrollarlo en un cilindro con papel de seda para que te ocupe menos y se mantega mejor.


6. Los manteles más antiguos, déjalos en remojo con leche y lávalos después a mano con un jabón neutro.





Espero haberte podido ayudar algo en este tema.


Gracias por leer mi blog


Paloma




20 vistas

©2019 by ORDEN BY MOMA. Proudly created with Wix.com